Seleccionar página

Come, bebe…sueña

Cenas maridadas por la desembocadura del Guadalquivir

Navegar por el río Guadalquivir, durante la puesta de sol y disfrutando de la mejor gastronomía y vinos de Sanlúcar de Barrameda es, sin duda, una experiencia única. Con el objetivo de crear un nuevo producto turístico, la empresa Eventos Fluviales Cristóbal Anillo puso en marcha en 2021 el proyecto ‘Come, bebe…sueña’, que fue distinguido en Fitur 2022 como mejor producto de Turismo Activo del año 2021.

La iniciativa persigue aumentar la oferta turística de Sanlúcar vinculada a la gastronomía. En ‘Come, bebe…sueña’ se dan de la mano los elementos precisos para vivir una experiencia única en un entorno natural exclusivo como es el Parque Nacional de Doñana. Disfrutar de los productos insignes de Sanlúcar de Barrameda, vinculados a su vino único, la manzanilla, con la participación de los restaurantes y bodegas más destacadas es, sin duda, una de las experiencias que debes vivir este verano.

La aventura comienza sobre las ocho de la tarde, todos los miércoles de los meses de julio y agosto. A bordo del buque Única Pepa, alrededor de un centenar de comensales pueden disfrutar de la gastronomía de Sanlúcar, aprender de vinos o 

de la elaboración de la cerveza, y deleitarse con el entorno natural de Doñana, una de las mayores reservas de la Biosfera, donde se dan cita cuatro ecosistemas diferentes.

 

Las cenas se prolongan durante casi tres horas de navegación por el Guadalquivir, contando con las explicaciones de los chefs de los restaurantes participantes y los enólogos de las bodegas que aportan el maridaje a los platos. No falta el rey de la gastronomía sanluqueña, el langostino, quien junto a la manzanilla conforma la pareja perfecta. No en vano, es en el estuario del río Guadalquivir donde se cría este preciado crustáceo que luego es capturado por la flota pesquera de Sanlúcar – que tiene el segundo puerto más importante de Andalucía en volumen de capturas y venta de productos – y cuyos vientos de poniente y levante dan cuerpo al velo de flor que se puede apreciar en las botas de Manzanilla de las bodegas, conocidas como catedrales del vino, que también pueden visitarse en la ciudad para conocer el origen, las peculiaridades y costumbres en torno a este vino con nombre de mujer, de carácter salino. 

Si quiere recibir toda la información sobre el calendario de eventos para 2022, rellene el siguiente formulario

2 + 3 =